¡En descuento! LOS CONDENADOS EN SU TIERRA Ver más grande

LOS CONDENADOS EN SU TIERRA

N15-358

Nuevo

Disponible

$ 60.00

-40%

$ 100.00

Ficha técnica

TítuloLOS CONDENADOS EN SU TIERRA
AutorRubén Mújica Vélez
Páginas152
MateriaSociología
ISBN9688568600
EAN-139789688568606
EditorialPlaza y Valdés México
Medidas13.5x20.5

Sinopsis

El campo es un tema obsoleto para más de un estudioso. Explícita o implícitamente es el de una clase social que perdió batallas y terminó perdiendo su guerra. Por esa razón se ha ido extinguiendo los estudios de las sociedades rurales y se insiste en los relativos a la economía rural. Interesa lo que se inserta débilmente al mercado, los seres humanos se han ido esfumando del escenario nacional.

Al aportar estas historias campesinas, el autor intenta reinstalar la importancia de seres humanos que pasaron de ser “los hijos predilectos” a entenados y finalmente expósitos de un régimen brutalmente eficaz en la devastación rural. Al evocar a Frantz Fanon lo hace con la profunda convicción de una analogía que, allá por mantener el coloniaje, aquí permitió que campeara por sus fueros el capitalismo salvaje de la competencia entre desiguales, mientras el docto loro de Samuelson repetía dos palabras sacramentales: oferta y demanda. A partir de la destrucción de las sociedades campesinas, atildados eruditos pueden pontificar sobre “la inviabilidad del campo”.

Los testimonios que presenta el autor integran una historia que se repite en los ejidos y que han postrado a las comunidades hasta la exasperación, hasta decir ¡ya basta! Sin embargo ese reclamo no encuentra eco en las tapiadas conciencias de las sociedades urbanas y de los responsables de la conducción del país. Por los visos iniciales, parece que la historia futura inmediata será idéntica.

Sin embargo, en estos relatos subyace la esperanza, la certidumbre que pase a muchos “modernizadores” y contra viento y marea clasistas, para el país y los años por venir, los humillados y ofendidos del campo no será el abono humano de surcos estériles, sino en voz de Arcadio Hidalgo “es el hombre campesino nuestra esperanza futura”. ¿Alguna clase social tiene más identidad que el campesino con su ejido, con su comunidad, con su caserío?

Títulos relacionados