Nuevo ¡En descuento! EL PROCESO DE PRODUCCIÓN CAFETALERO EN LA REGIÓN VERTIENTE DEL GOLFO DE MÉXICO Ver más grande

EL PROCESO DE PRODUCCIÓN CAFETALERO EN LA REGIÓN VERTIENTE DEL GOLFO DE MÉXICO

N15-113

Nuevo

$ 270.00

-10%

$ 300.00

Ficha técnica

TítuloEL PROCESO DE PRODUCCIÓN CAFETALERO EN LA REGIÓN VERTIENTE DEL GOLFO DE MÉXICO
AutorAdrián Diana Xóchitl - Danae Duana Ávila - Diana Xóchitl González Gómez
Páginas320
MateriaS. Agricultura
ISBN9786074029093
EAN-139786074029093
EditorialPlaza y Valdés México
CoeditorUniversidad Autónoma del Estado de Hidalgo / UAEH
Medidas17x23
SoporteLibro impreso

Sinopsis

La actividad productiva del café muestra las contradicciones más claras del capitalismo moderno, por un lado la economía campesina que se caracteriza en su lucha por la sobrevivencia y por el otro, la demanda por consumo para satisfacer los paladares más exquisitos y refinados que pagan el producto a precios considerables. Desde su producción hasta su consumo intervienen diferentes actores, principalmente el productor que se encarga de sembrar, cuidar y cosechar el fruto, que lo vende como materia prima, mientras que en su proceso de transformación intervienen, los de acopio comunitario, los que lo procesan de cereza a pergamino o aquellos que lo tuestan y muelen para su consumo. Los espacios geográficos donde se desarrolla la producción cafetalera cuenta con los más ricos ecosistemas del país, propicios para desarrollar dicha actividad, por sus condiciones de humedad, altitud y suelos. En la vertiente del Golfo de México, habitan indígenas nahuas, totonacos, otomí, tepehuas, y huastecos, fundamentalmente, que son los que históricamente se han dedicado a esta actividad. A pesar de lo que se creyera, la población que habita en estos pueblos indígenas es la más pobre y marginada de México, donde el minifundismo, aunado a otros factores históricos no les permite generar el ingreso suficiente para un adecuado nivel de vida, formando un círculo vicioso difícil de romper.

Las problemáticas descritas en esta obra dan cuenta que los cafeticultores de nuestro país, en general, carecen de recursos materiales, físicos, humanos, financieros, de organización de infraestructura, entre otro; situación que se torna aún más compleja cuando observamos la baja productividad del sector cafetalero, así como la pérdida de competitividad en el plano internacional. Resulta prioritaria la intervención del Estado a fin de generar los mecanismos necesarios y suficientes para que esta actividad productiva repunte en el ámbito global, incentivando a los productores a generar grano de alta calidad, a fin de que sea reconocido por los mercados más exigentes de los países europeos, asiáticos y norteamericano, que son los mayores consumidores.

Títulos relacionados