Utilizamos cookies propias y de terceros para una mejor experiencia de navegación en nuestra Web. Puede obtener más información, o conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies, por lo que puede rechazar y SALIR de la navegación en nuestra Web, o

Aceptar y continuar
  • -5%
EL PENSAMIENTO SINFÓNICO EN MÉXICO, Gonzalo De Jesús Castillo Ponce
  • EL PENSAMIENTO SINFÓNICO EN MÉXICO, Gonzalo De Jesús Castillo Ponce

EL PENSAMIENTO SINFÓNICO EN MÉXICO

$200.00
$190.00 5% Ahorre!

Gonzalo De Jesús Castillo Ponce, 9789707226074, Plaza y Valdés México

Cantidad
Agotado


 

SSL – Secure Connection, toda su información segura.

 

Envío nacional (México) sin costo, compra mínima $450.00 pesos.

Toda la producción sinfónica en México ha sido una renovación en la fila del reconocimineto. Sus compositores no copiaron, sino reinventaron las formas del modelo. La novedad musical y el progreso sonorístico de las obras mexicanas contemporáneas llevan el signo de la ambigüedad evaluativa de los tiempos postmodernos. ¿Se puede considerar a la producción sinfónica, realizada antes de los años ochenta del siglo XX, superada, quizás envejecida, en comparación con el obligado reflejo de renovación musical posterior? La música de sinfónica transporta el sentido del tiempo. Las diversas actitudes y aspectos de experimentar el tiempo mediante esta manifestación artística, se transaladan a un número de situaciones culturales especificas. Composición, intérprete y público pueden situarse en dimensiones cercanas o distintas. Su convergencia esencial es el texto musical, realidad evidente poseedora de una organización, específica, que, a su vez, ha sido articulada por una intencionalidad significativa e interna, por una constitucion y forma de organizar sus efectos estéticos.
N12-187

Ficha técnica

Título
EL PENSAMIENTO SINFÓNICO EN MÉXICO
Autor
Gonzalo De Jesús Castillo Ponce
Páginas
171
Materia
M. Música ♫
ISBN
9789707226074
EAN-13
9789707226074
Editorial
Plaza y Valdés México
Medidas
13.5x20.5
Soporte
Libro Impreso