¡En descuento! RETORNO DE LA DIOSA, EL Ver más grande

RETORNO DE LA DIOSA, EL

N16-111

Nuevo

Disponible

$ 160.00

-20%

$ 200.00

Ficha técnica

AutorDaniel Magaña Duarte
Páginas246
MateriaFilosofía
ISBN9707224940
EAN-139789707224940
Medidas17x23

Sinopsis

Este libro tiene como objetivo analizar las visiones significativas de nuestra cultura occidental, estudiando sus nexos y correlaciones. Lamentablemente, nuestra cultura, desde el inicio de su fundación, ha ido agotando sus tesoros y por eso la lira ha enmudecido. Su gran tesoro escondido y reprimido ha sido la Diosa amorosa, creadora y procreadora de toda generosidad, de toda pasión, de todo lo inconsciente, de todo lo noble, de todo lo hermoso, de todo lo dulce, de todo aquello que equilibraba al Dios-razón, al Dios -lineal, al Dios- conciencia, al Dios que reprimió su emoción y su corazón. Desde entonces, desde esa primigenia fundación de Occidente, la lira de la Diosa ha estado silenciada y cubierta de polvo . La cuestión fundamental que aquí se trata es cómo el Dios- razón, claro y distinto (desde la filosofía clásica), hirió gravemente a la Diosa corazón, pasión y drama, la cual todavía espera de sus hijos, que somos nosotros, el poder ayudar a curarla, a suturar su destierro y su desdivinización dramática. ¡Qué tragedia! Cuántas notas han estado dormidas en sus cuerdas, esperando la mano tierna y cariñosa de todos nosotros, que somo sus hijos, para tocarla, para enjugarla, para acariciarla y volver a darle sonido, vida y melodía de serenidad, melodía de eternidad. Si nuestro universo actual busca desesperada y frenéticamente la justicia, la felicidad, la paz y todo aquello que engrandezca al ser humano hasta la cumbre más alta de su desarrollo y hasta el abismo más profundo de los misterios de la vida: ahí está la madre humilde, la madre Diosa, la Diosa que duerme en el fondeo del alma, atenta para bañar de noche y de luna al día y al sol, que juntos mezclan y alimentan los claroscuros de nuestras vidas. El Dios just, preciso y analítico, ahora sabe que para no perecer junto con toda la humanidad en un despeñadero sin "sentido", requiere del canto, de la naturaleza, del misterio, de la poesía. Ahora la Diosa se reanima, se yergue, se vivifica. Mientras la Diosa sea impulsada, reivindicada e investigada por nosotros con todos sus honores, habrá poesía, habrá un "sentido" al porqué del enorme y profundo misterio que es el sufrir, que es el gozar, que es el morir y que es el vivir.