¡En descuento! MERCADOS DE TRABAJO EN LA INDUSTRIA MAQUILADORA Ver más grande

MERCADOS DE TRABAJO EN LA INDUSTRIA MAQUILADORA

N15-420

Nuevo

Disponible

$ 120.00

-40%

$ 200.00

Ficha técnica

AutorJorge Carrillo
Páginas141
MateriaEconomía - Negocios
ISBN9688568775
EAN-139789688568774
Medidas17x23

Sinopsis

El conocimiento que sobre el mercado de trabajo, el tipo de empleo y la estructura del mismo existe en la industria maquiladora es insuficiente aún para elaborar políticas sociales acordes con las necesidades de las empresas y de sus trabajadores. A pesar de que ha producido mucha información sobre la industria maquiladora de exportación (IME), ha faltado rigor metodológico en su estudio, por unlado, y, dado el gran dinamismo en el empleo que vive la IME, falta actualizar la información que se tiene, por el otro. Un aspecto relevante es que muchos estudiosos siguen analizando a la maquiladora como si se tratara de unaindustria relativamente homogénea. Muy por el contrario, en ella existen amplias diferencias entre las ramas económicas. Pero no sólo eso, hay diferencias sustantivas entre las diferentes ciudades, los tamaños de plantas según empleo, la adaptación de nuevas tecnologías, el origen del capital, etcétera. Con el presente trabajo se buscó determinar la situación general del empleo en la indusria maquiladora de exportación en México, teniendo como referencia estas preguntas centrales ¿cuál es la situación actual del mercado de trabajo? , ¿cuál es la calidad del empleo existente en la IME? , ¿cuál es el nivle de capacitación en esta industia? Y, finalmente, ¿qué vínculos existen entre el sector educativo y la IME? Las anteriores preguntas se respondieron destacando las diferencias entre regiones y sectores productivos. Se seleccionaron las dos localidades fronterizas más importantes en caunto al establecimiento de maquiladoras, Tijuana y Ciudad Juárez, y una localidad de reciente incorporación a la atividad maquiladora e importante por su actividad industrial, Monterrey. En cuanto a las actividades económicas, se eligieron aquellas tres más importantes por el empleo que ocupaban, y porque representaban tanto los sectores más moderno, la electrónica y las autopartes, como uno de los más tradicionales, el vestido.